•  
  •  
 

Resumen

Este artículo muestra que la innovación no se encuentra en la convergencia de la ciencia, sino en la divergencia de la intuición. De esta manera, los hombres dedicados a la ciencia han ido variando las tramas de la inspiración de acuerdo con las épocas. Por ejemplo, los pensadores de la antigüedad y medievalidad tenían su trama de inspiración en la bóveda celestial, mientras que los ilustrados de la modernidad veían en el horizonte de la racionalidad las grandes utopías humanas. Luego, los programadores de la contemporaneidad apearon las cabezas de la humanidad para que vieran la realidad desde los dispositivos tecnológicos. Así, desde una mirada fenomenológica-analítica, se pretende recabar que en el vértice se encuentra el futuro de la innovación. Este escrito se divide en tres partes: el vértice envía mensajes, la singularidad del vértice y el vértice es el vértice. Asimismo, se habla de cómo la innovación se ha trabajado desde los ensayos científicos, los algoritmos matemáticos y las mensurabilidades estadísticas. No obstante, se ha olvidado que cada gran innovación subyace en la intuición, antes de la parafernalia científica, que brilla en el cristal del espacio-tiempo de algún genio

Palabras clave

vértice; innovación; intuición

Digital Object Identifier (DOI)

https://doi.org/10.19052/ruls.vol1.iss86.17

Fecha de publicación

2021-09-06

Licencia Creative Commons

Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 4.0 License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 4.0 License.

Tipo de documento

Artículo de Revista

Editorial

Universidad de La Salle. Ediciones Unisalle

Compartir

COinS